Compara Precios de
Seguros & Ahorra

Por favor ingrese el código postal
o llama (855) 652-8537

Recommended

Otras coberturas de seguros de auto

Otras coberturas de seguros de auto

Le pueden pasar cosas malas a tu auto inesperadamente. Por eso es vital que tengas coberturas de seguros de auto que puedan ayudar a protegerte económicamente cuando algo sale mal.

En nuestra sección de coberturas proporcionamos información sobre los tipos de seguros de auto más comúnmente comprados. Sin embargo, hay ciertos tipos de cobertura que aunque sean relativamente comunes, no están muy disponibles.

Las siguientes son algunas de las coberturas de seguros de auto opcionales que tu compañía de seguros puede o no ofrecer.

Cobertura de fallas mecánicas

Es inevitable que en algún momento todo auto falle. La cobertura de fallas mecánicas te puede salvar de gastar una gran cantidad de dinero en efectivo para reparar ciertos problemas mecánicos en tu auto.

Esta cobertura es similar a una garantía extendida, pero tiene unas diferencias claves como:

  • La cobertura de fallas mecánicas generalmente cubre más tipos de reparaciones que una garantía extendida.
  • Pagas una prima por la cobertura, en vez de un pago único por una garantía extendida.
  • Tienes la opción de llevar tu auto a cualquier mecánico con licencia, en vez de a los pocos privilegiados que son indicados en la garantía.

Cuando compres cobertura de fallas mecánicas, ten presente que NO CUBRE mantenimiento básico de autos como:

  • Cambios de aceite.
  • Reemplazo de frenos.
  • Cambio de neumáticos.

Además, la cobertura de fallas mecánicas generalmente no cubre los daños a tu auto que fueron causados:

  • Intencionalmente.
  • Por mantenimiento inadecuado de tu auto.
  • Por corrosión.
  • A través del mal uso de tu vehículo.

NOTA: no todas las compañías de seguros de auto ofrecen cobertura de fallas mecánicas. Cuando recibas cotizaciones de seguros, pregunta sobre este tipo de cobertura para ayudarte a determinar si deseas comprar tu seguro de ese proveedor.

Cobertura de responsabilidad de no ser propietario

También conocida como “cobertura de autos alquilados", la cobertura de responsabilidad de no ser propietario te proporciona cobertura si le causas lesiones o daños a propiedad de otros en un accidente automovilístico al estar operando un vehículo que no te pertenece.

Este tipo de cobertura de seguro de auto puede ser una adición importante a tu póliza si:

  • Manejas autos constantemente que no te pertenecen, como los de la propiedad de tu empleador.
  • Alquilas autos frecuentemente.
  • Usas autos prestados frecuentemente.

Recuerda, la cobertura de responsabilidad de no ser propietario solamente cubre los daños y lesiones que les causes a otros. Esta cobertura no se extiende a daños o lesiones que tú sufras en un accidente automovilístico.

Una nota sobre el alquiler de vehículos

Antes de comprar una cobertura de seguro de la compañía que te alquila tu auto, habla con tu agente de seguros de auto.

Hay una buena probabilidad de que los autos alquilados ya estén cubiertos en tu póliza, especialmente si tienes cobertura por choques.

Cobertura de partes y equipos hechos a la medida

La mayoría de las pólizas de seguros solamente cubrirán las partes originales de tu auto.

SI modificas tu auto con partes hechas a la medida, deberías considerar comprar este tipo de cobertura opcional para ayudar a proteger tus partes y equipo hechos a la medida en caso de que se dañen o los roben.

Las modificaciones que son comúnmente cubiertas incluyen:

  • Equipo electrónico como estéreos o monitores de televisión.
  • Mejoras de motor.
  • Ruedas y neumáticos hechos a la medida.
  • Trabajos de pintura personalizados.
  • Mejoras al sistema de escape.

Los límites de esta cobertura variarán de compañía de seguros a compañía de seguros. Habla con tu agente de seguros para informarte.

Algunos estados pueden requerir que tengas cobertura a todo riesgo y por choques antes de comprar cobertura de piezas y equipo hecho a la medida.

CONSEJO: documenta tus modificaciones bien guardando recibos y tomando fotos de tus partes hechas a la medida.